Cart 0

El Cultivo de la Perla Mexicana

El Espectro del Arco iris

Las perlas mexicanas proceden, principalmente, de dos especies que ya hemos mencionado: la "Madreperla Panámica" (Pinctada mazatlanica) y la "Concha Nácar" (Pteria sterna).

Ambas especies son capaces de producir perlas en un amplio espectro de colores, desde el blanco, dorado, bronce, grises (claros y obscuros), verdes y azules, rosas y violetas, hasta llegar al negro obsidiana.

Concha Nacar Pteria sterna y Madreperla Pinctada mazatlanica

De hecho, las perlas mexicanas guardan gran similitud con sus símiles de Australia y Tahití, aunque algunos especialistas del área (como el finado especialista australiano C.Dennis George, el Gemólogo francés Hubert Bari y el especialista en Perlicultivos Sohei Shirai de Japón) afirman que las especies mexicanas producen perlas aún más bellas que las anteriores, debido a que presentan un mayor lustre, gran iridiscencia y sobretonos.

Perlas Mexicanas

México perdió la gran oportunidad de convertirse en el país líder en el cultivo de perlas negras...como veremos a continuación.

El Desarrollo de la Moderna Perlicultura Mexicana

México perdió la increíble oportunidad de ser el país líder en la producción de perlas obscuras de colores naturales. Esto sucedió gracias a las malas políticas gubernamentales que se aplicaron en el área de acuacultura y a rencillas personales entre el principal inversionista del proyecto y un muy influyente político.

Cultivo de Perlas en La Paz - Manuel Lozano Gallo y C. Denis George
Fue a fines de la década de los sesentas cuando se comenzó la instalación de la primer granja experimental de perlas cultivadas en La Paz, BCS., utilizando la técnica de cultivo del australiano C. Denis George. Ya incluso había comenzado el entrenamiento de un técnico mexicano, cuando -por fuertes presiones políticas- se dio por terminado este histórico acontecimiento, cediéndole a Polinesia Francesa el privilegiado lugar.

Posteriormente, en las décadas de los setentas y ochentas, hubo un renacimiento en los estudios científicos relacionados al área de la perlicultura. Sin embargo, y en parte debido a las políticas populistas de aquel entonces, no surgió el debido interés por parte de la iniciativa privada, además de que estas investigaciones nunca se orientaron a determinar a las técnicas productivas necesarias para dar un inicio formal a una actividad perlífera de manera comercial.

México debería aguardar hasta 1993, cuando dio inicio el cultivo experimental de perlas en el ITESM - Guaymas, para que diera inicio el desarrollo aplicado en el área. Ya para 1995 se había logrado la producción de 5,000 medias perlas (Mabe) y las primeras perlas esféricas de cultivo producidas en el Continente. 

Investigación y producción de Perlas en ITESM Guaymas

Estos resultados positivos -y en una forma tan rápida- fue lo que posteriormente llevó al establecimiento de la primer granja de perlas marinas en el continente americano (1996) y la producción de 30 mil medias perlas.

Actualmente se producen -de manera comercial- perlas cultivadas (tanto mabes como perlas libres o esféricas) en la granja de Perlas del Mar de Cortez, en Bahía de Bacochibampo, municipio de Guaymas, Sonora.

El volumen de producción anual de perlas se ha estabilizado a un nivel de 4 mil perlas libres (equivalente a 4 Kg) y 5 mil mabes desde el año 2007.

Esto convierte a las Perlas del Mar de Cortéz en las perlas más exóticas de todo el planeta.